CEINSA icono punto

 Gestión de Compensación

Retribución variable e Incentivos

Nuestro enfoque adopta fórmulas diversas, adaptadas a cada situación concreta, persiguiendo, en todos los casos dos metas fundamentales:

Metas de la retribución variable

 

Disponemos de metodologías específicas en el desarrollo e implantación de sistemas de incentivos sobre objetivos, incentivos multinivel, participación en resultados (profit sharing), mejoras de productividad colectiva (gain sharing), etc.

Las principales ventajas de la implantación de un sistema personalizado de retribución variable son:

  1. La introducción de un factor de flexibilización de los costes salariales al vincular una parte de los mismos con los resultados de la compañía. Esta flexibilización mejora la capacidad de la empresa para captar, retener y motivar a los profesionales clave, sin verse obligada a incurrir en costes fijos demasiado elevados. La experiencia demuestra que la introducción de un sistema de incentivos se traduce en mejoras significativas en la productividad, rendimiento y eficacia de las personas involucradas.

      

  2. Versatilidad y eficiencia en el reconocimiento, a corto plazo, de las diferencias de esfuerzo y resultados. Este reconocimiento tiene a su vez efectos motivadores, especialmente en las personas de mayor potencial. Con un “diseño apropiado”, el sistema de retribución variable puede convertirse en una herramienta capaz de: 
  • Facilitar el “alineamiento” del esfuerzo y comportamientos de los empleados con la filosofía y objetivos de la compañía.
  • Estimular la sinergia y colaboración entre diferentes unidades, al vincular una parte del incentivo a resultados globales o compartidos.
  • Favorecer la identificación de los empleados con los objetivos de la empresa.
  • Potenciar el compromiso con la organización y desarrollar el “sentido de pertenencia”.